FA  TW   YO  Instagram

Logo Medicancer Logo Medicancer

Los impuestos al tabaco son un componente ineludible frente a los desafíos que presenta el covid-19 y el cáncer en Colombia

Agosto 2020 / ● La Liga Colombiana Contra el Cáncer y la Fundación Anáas invitan a los congresistas y a la opinión pública a respaldar la medida de impuestos al cigarrillo en el Congreso de la República frente al tsunami de casos por cáncer que se aproxima en Latinoamérica.

● Los impuestos al tabaco son la medida más costo efectiva: disminuyen el consumo alentando a los consumidores a abandonar el tabaco, previene el consumo en menores de edad al elevar el costo y recauda para subsanar los gastos del sistema de salud.

● La evidencia indica que los fumadores actuales tienen mayor probabilidad de complicaciones frente al COVID 19. La respuesta directa es adoptar las medidas que reduzcan el consumo de tabaco más rápidamente y los impuestos han demostrado ser muy efectivos para lograr este resultado.

El cáncer continúa siendo la segunda causa de muerte en América Latina. Si las tendencias actuales continúan, habrá un 91% de incremento en la incidencia de cáncer en la región entre el 2012 y el 2035, 1.8 millones de nuevos casos de cáncer cada año y las muertes por cáncer se doblarán a cerca de 1 millón de muertes anuales, es el momento para tomar acciones que protejan las generaciones futuras.

Ante este tsunami previsto de nuevos casos y de muertes por cáncer, organizaciones líderes de Estados Unidos y Latinoamérica que trabajan en la prevención y detección temprana del cáncer se comprometieron a intensificar su trabajo para evitar millones de muertes por cáncer que son prevenibles en toda la región bajo la firma de La Declaración de Bogotá Conduciendo la prevención AUDAZ del cáncer hacia el futuro y evitar con esto, una emergencia de salud pública, que exacerba inequidades sociales, económicas y de salud.

Según las cifras entregadas por la Organización Mundial de la Salud, en Colombia se presentan 101. 893 casos de cáncer anualmente, de los cuales, 46.057 personas fallecen y de éstas, anualmente 34 mil están asociadas al consumo de tabaco.

El Dr. Carlos Castro, Director Médico y Científico de la Liga Colombiana Contra el Cáncer, afirma que “El uso del tabaco causa más de 17 tipos de tumores malignos y es la principal causa de cáncer y de muerte por cáncer en el mundo. Cada día al menos dos adolescentes o adultos jóvenes se convierten en fumadores habituales.

”Por estas razones, la Liga Colombiana Contra el Cáncer y la Fundación Anáas invitan a los congresistas y a la opinión pública a respaldar la medida de impuestos, cuyos efectos protegerá a millones de familias en Colombia de las devastadoras consecuencias del tabaquismo. “La política pública debe apuntar a reducir no solo la mortalidad por estas causas sino también los costos para el sistema de salud, algo que cobra especial prioridad ante un sistema sometido a crecientes presiones por las necesidades de atención generadas con la nueva pandemia” afirma Blanca Llorente, economista, investigadora y directora de la Fundación Anaás.

La iniciativa de aumentar de manera importante el impuesto al tabaco es una necesidad apremiante por las siguientes razones:

- La carga de enfermedad más importante para nuestro sistema de salud sigue siendo la de las enfermedades no transmisibles y hay que continuar influyendo sobre sus causas. El consumo de tabaco le causa al país 17 billones de pesos al año en costos de tratamiento y pérdidas de productividad.4

- Las complicaciones por COVID-19 son más frecuentes y los desenlaces fatales más probables en pacientes con alguna de estas enfermedades (cáncer, enfermedades cardiovasculares, entre otras), la evidencia indica que los fumadores actuales tienen mayor probabilidad de complicaciones.

La respuesta es adoptar medidas que reduzcan el consumo de tabaco más rápidamente y los impuestos han demostrado ser muy efectivos para lograr este resultado.

La coyuntura también ha incrementado las presiones financieras para el sistema de salud y un incremento de los impuestos al tabaco ofrecerá recursos adicionales, sin lugar a dudas, aún en un mercado que coexiste con cigarrillos ilícitos, donde igual los impuestos al tabaco son la medida más costo efectiva: disminuye el consumo alentando a los consumidores a abandonar el tabaco, previene el consumo en menores de edad al elevar el costo y recauda para subsanar los gastos del sistema de salud.

Los impuestos al tabaco son entonces un componente ineludible en una estrategia que responda a los objetivos de prevención y de adaptación a los desafíos que presenta el COVID-19 y el Cáncer en Colombia.

Con esta iniciativa el país respondería a sus compromisos en el Convenio Marco para el Control del Tabaco y a la recomendación de su secretaría: “ahora es el mejor momento para adoptar aumentos en los impuestos al tabaco". Es importante recordar que el consumo de tabaco ha disminuido en la última década gracias a la implementación del convenio Marco para el control de Tabaco, sobretodo de medidas como los mayores impuestos.

Fuente (Liga Colombiana contra el Cáncer / www.ligacancercolombia.org)